Publicado por David Brazier el 23 de enero de 2017 en “Questions in the Sand”

PREGUNTA: Tuvimos una discusión interesante acerca de la sílaba sagrada OM utilizada en tantas religiones (Hinduismo Jainismo, Budismo…). Alguien dijo que, en un mantra, OM podría ser sustituido por cualquier otro sonido, ya que somos nosotros los que le damos un poder sagrado a la palabra, que, en sí misma, carece de significado. Sin embargo hay quien admitía que la sílaba posee una vibración especial que va más allá de la propia palabra. También se dijo que la única función de la recitación del mantra es apaciguar la mente y su discurso infinito, de manera que las palabras en sí no tenían importancia. Valoraría mucho tu comentario acerca de este asunto.

RESPUESTA CORTA: Hay muchos aspectos a tener en cuenta en esta cuestión, no sólo uno es correcto.

RESPUESTA MÁS LARGA: No creo que ninguna de estas posturas abarquen todo el asunto – cada una contiene parte de verdad, pero ninguna es suficiente por sí misma. Las palabras no son totalmente arbitrarias. Tomemos, por ejemplo, la palabra inglesa “fish” (pez). Realmente evoca el movimiento del animal a través del agua. Es probable que la música precediese a la palabra, en el sentido de que, nuestros más remotos ancestros, probablemente se cantaban unos a otros, parecido a como hacen los pájaros. En ese tipo de comunicación, las palabras sugestivas o evocadoras serían valiosas. El hemisferio derecho del cerebro es el que se encarga de los sonidos musicales. De forma simétrica, en el hemisferio izquierdo, almacenamos las palabras. Las palabras y el vocabulario verbal se fueron desarrollando de forma gradual, llegando a ser más y más elaboradas, y hoy en día la mayoría de ellas son relativamente arbitrarias, pero eso es un desarrollo moderno (producido en los últimos diez mil años o así)

En concreto el sonido OM, o quizá sería más preciso decir Aum, se supone que condensa todos los sonidos producidos por el ser humano. Si lo dices lentamente notarás que tu boca comienza muy abierta y va cerrándose gradualmente a medida que cubres todo el alcance del sonido. Por tanto, esta no es una sílaba completamente arbitraria. No pasaría lo mismo con “Gosh” (¡Dios mío!) o “Ouch” (interjección ¡Ay!)- aunque cumplen muy bien otras funciones. Puesto que Aum incluye todos los sonidos es la madre de la palabra. Eso es lo que le confiere esa cualidad divina especial.

Por supuesto la enfermedad de nuestra era es sobreestimar nuestro control, poder y racionalidad. Sin embargo la intención  marca la diferencia . En una frase como Namo Amida Bu, las palabras en sí son menos cruciales. Es la intención que expresan lo que importa. En un país diferente encuentras palabras diferentes con la misma función. Y no hay problema. Con tal de que uno ponga intención en lo que dice ser una invocación del Buda Amitaba, cualquier palabra apropiada servirá.

En cuanto a la función del mantra, es una protección para la mente. Esto ocurre de distintas formas. En el caso del mantra OM probablemente exista una resonancia con algo profundo que se haya en nuestra psicología  arquetípica. Así cualquier mantra se desarrolla y se convierte en clave como portador de buenas asociaciones.

Esta sencilla sílaba se convierte en detonante que nos conecta con una gran riqueza espiritual. El hecho de que se hayan usado las mismas palabras desde tiempos inmemoriales añade más peso a tal efecto. Nos conecta con los ancestros y su poder. En el nivel más simplista, mientras que la mente está llena del mantra, no se llena de otras cosas menos saludables.

Así que no creo que la respuesta a tu pregunta se resuma en un solo sentido. Funciona en muchos niveles. El mantra funciona en nosotros aun siendo mayormente inconscientes de su efecto. Nos introduce en un nivel más profundo que el meramente racional. Imagino que alcanza algo de nuestro hemisferio cerebral derecho. 

Views: 116

ITZI Conference 2019

Subscribe to ITZI Conference Newsletter

* indicates required

Blog Posts

This Holds Me

Posted by Robert McCarthy on May 20, 2020 at 6:19 0 Comments

What seems to hold me in recent years is a sense of what could have been; how ecstatic living could have actually occurred within our living if we had been held in a different cultural paradigm.

This view is not embracing bitterness or blaming or even divisiveness. This amazing place we just seem to have appeared in, we know it's potential to nurture, to wisely inform and to grow mutual love.

It inspires me to view the utopian, it may just break out in some other time and place. That… Continue

© 2020   Created by David Brazier.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service