Podcast de Amida Shu 64: 11 de agosto de 2020: traducido por Nando Maril

Introducción al podcast

Aquí está el último podcast. Se refiere a la poesía de Saigyo Hoshi 西行 法師 (1118-1190), un contemporáneo mayor de Honen Shonin. Puedes leer más sobre Saigyo en la "Introducción” de mi libro ‘The Dark Side of the Mirror, forgetting the self in Dogen’s Genjo Koan’ [El lado oscuro del espejo, olvidarse del yo en el Genjo Koan de Dogen]: Cambridge: Windhorse

y en

William R. LaFleur. Awesome Nightfall: The Life, Times, and Poetry of Saigyo. [Impresionante anochecer: la vida, los tiempos y la poesía de Saigyo]. Boston: Wisdom

☯      ☯      ☯

Este un poema al estilo tanka de uno de mis poetas japoneses favoritos: Saigyo.

Un solo pino

crece en el hueco,

y pensé

yo era el único

sin un amigo.

El nombre Saigyo significa "viaje hacia el oeste" y en el simbolismo Budista, viajar hacia el oeste significa un viaje hacia Sukhavati, la Tierra Pura de Amitabha.

Saigyo era un monje Budista que vagaba y pasaba gran parte de su tiempo en las montañas. A menudo estaba en soledad y muchas veces escribe sobre la soledad.

Hay diferentes tipos de soledad. Por un lado está el tipo de soledad que anhela compañía, cualquier compañía, simplemente alguien con quien hablar, alguien con quien compartir experiencias, compartir una broma o incluso charlar sin sentido sobre esto y aquello. La cercanía corriente puede servir de consuelo a veces. Hablar con un completo extraño aporta cierta afirmación de la humanidad común.

Aquí hay otro poema de Saigyo:

Si tan solo hubiera

alguien más dispuesto

a compartir esta soledad.

lado a lado construiríamos nuestras cabañas

para el invierno en un pueblo de montaña.

Pero también está la soledad que anhela especificamente a alguien. Así, en otro poema escribe Saigyo:

Como rayos de luz de luna

fluyen a través de una brecha repentina en las nubes de tormenta

si tan solo pudiéramos encontrarnos

incluso por un momento tan breve.

Aquí a Saigyo le falta una persona en particular. En una noche tormentosa, ocasional y brevemente, la luz de la luna puede penetrar gloriosamente y luego desaparecer repentinamente ya que las nubes activas y turbulentas ocultan la luna de la vista. Extrañando a su amigo, anhela una reunión, incluso por un breve momento.

La soledad de este tipo es muy similar al dolor. Muchas personas mayores sufren una soledad terrible, ya que aquellos que han sido sus compañeros en la vida mueren o no pueden visitarlos.

Cuando mi madre tenía ochenta años intenté reunir, para su cumpleaños, a algunos de sus viejos amigos de antes. Esto implicó espiar subrepticiamente su antigua libreta de direcciones y hacer muchas llamadas telefónicas. Pero solo pude encontrar una persona que todavía estaba viva y aún podía y estaba dispuesta a viajar. ¡Pero al menos había una! Entonces, cuando llegó el cumpleaños, pude decir: Madre, tengo una sorpresa para ti. Quédate aquí un momento . Y fui a abrír la puerta e invité a entrar a su vieja amiga. Hubo un reencuentro maravillosamente feliz.

En mi caso, no sufro mucho el primer tipo de soledad. Desde muy joven fui introvertido, tímido para las reuniones. Sin embargo, extraño a los individuos. Tan pronto como uno se acerca a alguien, se corre el riesgo de sufrir este dolor persistente de separación, que quema el pecho y ahoga la garganta. Estar separados de aquellos a quienes amamos es una de las ocho grandes aflicciones.

Como Saigyo, trato de tomarlo como un camino, saboreando la amarga dulzura de la vida, que inevitablemente involucra tales separaciones. Aquí en el samsara estamos separados de nuestro hogar en la Tierra Pura; y cierto tipo de soledad es tan consustancial a la vida como el sabor salado lo es al océano. Saboreando este dukkha, encontramos nuestro camino a lo largo del viaje hacia el oeste.

Namo Amida Bu

Muchas gracias

Dharmavidya

Views: 7

Events

ITZI Conference 2019

Subscribe to ITZI Conference Newsletter

* indicates required

Blog Posts

Transmutation

Posted by Dayamay Dunsby on November 29, 2020 at 11:30 0 Comments

It struck me, while watching the steam rise off my pan of hot water earlier, that the universe, in physical terms, behaves in the same way today as it did 4 billion years ago. Before life even existed in any conscious form. When the earth was busy shaping itself from its own internal pressures. Spewing out toxins and branding itself with molten rock. Change comes from within, and is nurtured from external sources...  

Early this morning I picked up a…

Continue

Perspective

Posted by Tineke Osterloh on November 26, 2020 at 20:30 0 Comments

© 2020   Created by David Brazier.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service